Todos los caminos llevan al storytelling
o el arte de contar historias.

¡Ey! ¿Qué tal?

Estás a punto de darle a tu marca el punch que necesita para posicionarse como una marca atrayente, auténtica y de valores.

Porque el camino más corto para reforzar quién eres como marca es contar historias con un propósito concreto.

¿Listo para crear la tuya?

Dar-punch-a-tu-marca-con-storytelling

La historia que te voy a contar sucedió en Roma en el siglo III d.C.

Seguro que no te has planteado de dónde viene, pero probablemente detestes o celebres este día.

Resulta que el emperador Claudio II había dado la orden de que no se podían celebrar matrimonios entre jóvenes en la época.

Era un mandatorio de lo más astuto;  tenía comprobado que los jóvenes  solteros eran mejores soldados que los casados.

Fue por ello que prohibió por ley que los ciudadanos se pudieran casar.

Sin embargo, Valentín, un sacerdote opuesto al decreto del emperador, siguió celebrando matrimonios en secreto.

Encontrando una suerte  más desdichada que la de sus protegidos, ya que acabó condenado a muerte por desobediencia y rebeldía el  14 de febrero del año 270.

La de San Valentín es una de esas historias que te pueden sorprender por desconocimiento de saber que tiene su tradición hace más de 17 siglos.

Aunque no fue hasta mediados de 1870 cuando se empezó a comercializar la fecha por A. Esther Howland. La norteamericana lo hizo a través de la venta de tarjetas de regalo con motivos románticos en la librería de su padre en Massachusetts, y fue todo un éxito.

El gran acierto de Esther A. Howland fue transponer los valores de una historia a un nuevo producto comercial que no tardó en colmarse de éxito

Si quieres contar historias.

La tuya, la de tu empresa, la de tu marca;

Para tu «Acerca de»,

tu perfil en alguna red social, 

tu «Sobre mí» en tu página web,

tu Elevator Pitch o presentación de empresa,

guión de video o 

cualquier otro soporte que se te ocurra, estás en el lugar ideal.

Si las historias hablaran,
¿qué dirían de ti?

Arriba ves las fotos de tres personajes que puede que conozcas y que son reconocidos en su profesión por su habilidad para contar historias.

RODRIGO SOROGOYEN 

Director de cine, galardonado con dos premios Goya al mejor director.

Storyteller profesional que cuenta historias de ficción creando personajes que parecen sacados «en bruto» de la realidad.

No es fácil emocionar a tantas personas a través de una pantalla, he aquí un referente al que observar.

OPRAH WINFREY

Es la primera mujer afroamericana en convertirse en billonaria. 

La llaman la Reina de los medios estadounidenses y llegó donde está, en parte, gracias a sus habilidades comunicativas y a su vínculo en las historias de vida y personales.

De hecho, ha sabido hacerse fuerte gracias a su transparencia en cuanto a su propia storybrand.

DAVID COPPERFIELD

Es mago, ilusionista, escritor. Su talento impresionó a la Sociedad Americana de Magia de Magos, convirtiéndolo en el miembro más joven.

Pero Copperfield no hubiera llegado a ser tan reconocido si no hubiera sido por su capacidad de contar historias mientras nos ilusionaba con poder volar, entre otros imposibles.

Estos personajes además son un ejemplo de que el storytelling, que es la base de sus profesiones, también es industria.

Sin STORYTELLING

Ni Sorogoyen podría contar sus historias audiovisuales para el cine y la televisión,

Ni Oprah Winfrey haría entrevistas indagando en las historias personales que tanto interés generan,

Ni David Copperfield hubiera llevado  la magia a la ilusión más elevada.

Las historias no solo hablan, sino que atraen,
emocionan, posicionan e impulsan al éxito.

No necesitas ser Sorogoyen, Oprah o Copperfield, ellos están aquí para inspirar y darte confianza.
Empieza por confiar en todo lo que bueno que te va a traer incluir historias en tu día a día personal y profesional (prorsonal).

Podemos seguir exponiendo las bondades sobre las historias horas, pero a mí ya me está apeteciendo crear.

¿Hablamos?

Contáctame si quieres convertirte en la nueva Cleopatra, Chicho Ibáñez o alguien con mucho que contar y que decir.

Scroll al inicio